14/1/2010

Ensayo sobre los resultados obtenidos durante nuestra investigación

Respuesta a los objetivos que hemos puesto para nuestra investigación: ¿los hemos conseguido?

Hay que empezar diciendo que los objetivos que nos hemos puesto y las preguntas a las que hemos intentado contestar en este blog no son simples, y necesitarían más tiempo y recursos para una respuesta que las satisfaga en manera profundizada.


1. Análisis de las motivaciones que empujan la unión europea a sustentar y promover proyectos por la movilidad juvenil en ámbito universitario

En el curso de nuestra investigación hemos remarcado la importancia de la Unión Europea en el ámbito de los proyectos de movilidad internacional juvenil. Lo que se quiere ganar es el alcance a una integración entre los diferentes países, aunque sabemos muy bien que es un proceso difícil y sin duda largo. En este sentido la promoción de la movilidad entre los jóvenes estudiantes, que se supone sean los mejores actores para la actuación de este proyecto, es la llave para llegar al conseguimiento de una dimensión multicultural europea. La Unión Europea fomenta, como ya hemos visto en los apartados precedentes, esta modalidad de intercambio por diferentes razones. Una primera podría identificarse en el hecho que los cambios de la sociedad (en general, no solamente en ámbito europeo) se desarrollan en la dirección multicultural y no es más posible pensar según una perspectiva diferente. La segunda la podríamos referir sin duda al futuro de la misma Unión Europea, porque los jóvenes de hoy constituyen las clases laborales que irán a sustentarla y también a mejorarla. La tercera es, además, un enriquecimiento de los mismos jóvenes que parten y que, cuando vuelven en los países de pertenencia, tendrán una perspectiva más ancha en sus mirada al mundo y a las diferencias culturales, sin olvidar, sin duda, un mayor aprendizaje en sus ámbitos de estudio. En este apartado lo que llama mucho la atención que la unión europea ha venido siempre subvencionando estas actividades de intercambio. Según una observación de los documentos se constata que una motivación fuerte es la creación de un tejido social que pueda ser capaz de desarrollar competencias en diferentes zonas de la unión. La integración del campo de la educación es otro campo como lo de la economía o justicia, solo que en este caso el producto de este proceso es el “europeo”. Un sistema de instrucción que te permite formarte en todos los países europeos sin límites burocráticos es un sueño por todos nosotros que hemos visto el cambiamiento con la introducción de estas técnicas de integración. La cooperación parece ser la manera que este continente tiene para salir de los problemas a los cuales se enfrenta; entonces, educar la juventud con este espíritu colaboracionista permite a los europeistas de esperar todavía en el idea de una Europa unida. Otra observación que nos parece importante coincide con el desarrollo de la economía europea gracias a este tipo de movimiento social al interno de una comunidad. Pensar solo que cada año solo en Granada un número elevado de estudiantes (circa 9000) extranjeros vienen para vivir unos meses, esto contribuye al desarrollo económico de la ciudad misma. Entonces podemos decir que los fondos de la Unión Europea que subvencionan este tipo de movimiento social en el mismo tiempo permiten que sus mismas ciudades saquen beneficios de esto. Un conocimiento que vaya más allá del propio campo de trabajo y que te ofrezca la posibilidad de entrar en el mercado global del trabajo como lo que conocemos es otro objetivo de la unión para ser competitiva con los otros grandes. Esto entiende hacer la Comunidad Europea con este tejido social que hemos dicho antes, ser capaz de ser presente y relevante por la política mundial en los próximos años. Una Europa unida y que comparte unas normas o valores comunes cuenta mucho mas que una Europa de estados nostálgicos.



2. Análisis de los programas europeos de intercambio, en particular el proyecto Erasmus por la didáctica y el proyecto Leonardo por las formaciones laborales al extranjero

Entre el programa LLP (Lifelong Learning Programme, el ultimo en términos de tiempo, que ha unido el programa Erasmus y Socrates, antes separados) hay numerosos proyectos, de los que hemos hablado de manera profundizada en las entradas anteriores. Como ya hemos dicho, cada uno de ellos tiene sus características especificas, y los dos que nos han interesado mas son el programa Erasmus (del que nosotros “investigadores” hacemos parte también, y que por esa razón hemos decidido investigar) y el programa Leonardo da Vinci; el primero se ocupa de promover la movilidad universitaria europea, mientras el segundo constituye un buen herramienta para la preparación de los joven postgraduados que deben ingresar en el mundo del trabajo. Por lo que se refiere al Eramsus, es posible individuar su utilidad en el desarrollo de nuevas capacidades que nacen a nivel académico, estudiando en una universidad diferente de la propia. Por lo que tiene con ver con el programa Erasmus podemos decir que todavía el proceso es bastante lento por lo que tiene con ver con la parte burocrática del mismo. El control institucional sobre este movimiento de vez en cuanto, in lugar de dejar que los estudiantes sean libres de elegir su propio intereses académico se convierte en un difícil problema organizativo que va en contra a sus objetivos vitales. Muchos son los estudiantes que se han encontrado después de un periodo Erasmus de perder “créditos” a nivel burocrático por problemas internos de las diferentes facultades que no son capaces de encontrar una solución. Si no después de esta critica a nuestro parar constructiva, podemos decir que esta experiencia es fundamental para ver a qué punto están tus colegas te otras realidades. Si lo que nos interesa a unos sociólogos de una específica facultad Alemana interesa también a otros de Portugal. Es una forma de desarrollar sentido común, sentido de pertenencia. Esto pasa también con el programa Leonardo Da Vinci, solo que en este caso la realidad no es universitaria si no al interno de un ambiente laboral, done los problemas se hacen más prácticos. En un ambiente de este tipo se pueden comprobar las capacidades adquiridas en una universidad conllevan diferencias o problemas de adapta miento cuanto se enfrentan a un conocimiento distinto. En este caso hemos llegado a ver que no siempre las actividades por las cuales se interprenda la experiencia coinciden con las que el actor se enfrenta y también tenemos problemas de comunicación entre organizaciones que se ofrecen para dar vida a este programa. Otro aspecto negativo es que los fondos en término de becas no son calculadas con los diferentes costes de vida donde se desarrollan: este universalismo aplicado en una realidad con diferencias considerables hace que algunos potenciales participantes no tengan la posibilidad de participar. Estas diferencias se notan también en el nuestro caso cuando diferentes estudiantes de diferentes estados de proveniencia reciben sumas distintas para in enfrentarse con los mismos costos; este es un elemento que va en contradicción con el objetivo de integración porque se crean diferencias económicas. Pero estas experiencias con todos sus defectos son únicas y han venido siempre mejorándose. Por lo que hemos podido analizar estos programas han nacido entre un grupo pequeño de actores y ha venido siempre más a crear un espacio donde investir capital humano por parte de las organizaciones que lo tienen bajo control. Esta puede ser un campo interesante de seguir la investigación en un futuro .Volviendo al nuestro objetivo podemos decir que aparte la condiciones o los problemas que se presentan, estos dos programas son parte de una iniciativa supranacional para formar un clase o mejor dicho una especie de “elite” europea capaz de adaptarse a una sociedad siempre mas multiétnica. En fin la comunidad europea tramite estas técnicas va poco a poco acercándose a su objetivo de tener una integración de diferentes áreas de acción social.



3. Valoración del desarrollo en el tiempo de los programas de intercambio

Como plantea el acuerdo de Lisboa, del año 2007, sería recomendable que todos los estudiantes pudieran hacer un periodo de estudio al extranjero, para enriquecer su formación académica, laboral y humana. Es indudable, mirando también a algunos gráficos que representan estadísticas sobre este tema, que hasta ahora el número de estudiantes que eligen de moverse para ir a estudiar o practicar en una realidad diferente de la propia haya crecido hasta un nivel considerable. Las posibilidades han aumentado y también la condiciones de intercambio entre los países de la Unión Europea son más fáciles que algunas décadas antes: por ejemplo el sistema de créditos ECTS permite a los estudiantes de hacer exámenes al extranjero y convalidarles en su universidad, el hecho que muchas universidades han potenciado sus servicios para los estudiantes extranjeros, también simplificando la parte burocrática de la experiencia y, se hablamos de entrenamiento, muchas empresas y instituciones están ahora disponibles para acomodar a los jóvenes por algunos meses. El 90% de las universidades en 31 países europeos participan a esos proyectos de intercambio y más que dos millones de estudiantes han aprovechado de la posibilidad de pasar algunos meses en una universidad o empresa extranjera. Pero, a pesar de estas consideraciones, hay todavía algunos problemas que deben ser solucionados y el proceso de reforma a nivel europeo (no solo en campo estudiantil, también en general) es lento y necesita más agilidad. Ya un primer paso fue el nacimiento de un único programa llamado Lifelong Learning Agreement que reúne a todos las iniciativas de cooperación europea en educación y formación desde 2007 hasta 2013, así para simplificar la organización de todos y construir una especie de línea continua de formación a disposición de los jóvenes estudiantes europeos. En especifico, la movilidad y los intercambios entre estudiantes son dos bienes fundamentales para el crecimiento de una sociedad europea integrada, el nacimiento de nuevas figuras profesionales con un conjunto de habilidades más vario y una identidad europea; por eso hay que favorecer mas sus condiciones de actuación, siguiendo mejorándoles.



4. Observación de los efectos de los programas de intercambio sobre los participantes

Las consecuencias de los intercambios internacionales en la vida de quien accede a estas posibilidades son muchas y diversas; en efecto, escuchando y leyendo las entrevistas que se pueden encontrar en las páginas web que se refieren a los proyectos de movilidad, se pueden extraer algunos elementos interesantes.

En primer lugar, se verifica inevitablemente un cambio en la vida de los participantes, porque van a vivir en un estado extranjero donde tienen que aprender a organizar sus vida en otra manera, manejarse en una diferente vida cotidiana y interaccionarse con una nueva sociedad. Vivir lechos de casa no es simple, ya porque para muchos estudiantes Erasmus esta experiencia es la primera vez fuera de su casa, pero también por los estudiantes ya acostumbrados esta nueva situación presenta algunas dificultades, como el idioma, sobre todo al comienzo.

En el ámbito académico, muchas veces hay un cambio en la modalidad de estudio, porque está claro que cada universidad puede ofrecer diferentes métodos de enseñanza, de evaluación y también asignaturas sobre varios temas específicos. Esto puede permitir el conseguimiento de nuevas habilidades, mayores posibilidades de encontrar un trabajo adecuado a lo que se ha estudiado y mejores capacidades de adaptación y flexibilidad. Diferentes técnicas especificas, ejemplos de organización del trabajo y competencias practicas pueden también ser unas armas más por el joven estudiante europeo que se acerca al mundo del trabajo a través de los programas de entrenamiento europeo (Leonardo da Vinci). Vivir en nuevos contextos de trabajo ayuda a mantener actualizada la propia preparación y a ser preparados para afrontar diferentes situaciones llevándose un conjunto de habilidades más heterogéneo.

Entre los elementos fundamentales hay también el interaccionar con otras culturas y idiomas. Este hecho es muy positivo para la vida y el trabajo de los estudiantes, porque ayuda a abrir la mente y a aprender a interactuar con personas con las que no estamos acostumbrados a convivir. Conocer otros idiomas es muy útil porque constituye un recurso importante en la vida de un joven estudiante que se prepara a entrar en el mundo del trabajo en una Europa que ofrece siempre mas posibilidades. Además, el hecho de vivir la cotidianidad con gente de otros países en la universidad, en la propia casa, saliendo de fiesta, trabajando, viajando, parece la normalidad por un estudiante en intercambio. Sin embargo, no es difícil imaginarse cuanto esta situación es diferente si comparecida a lo que pasaba hace dos generaciones cuando los transportes no eran así desarrollados como hoy y las instituciones no trabajaban juntas para permitir a los jóvenes de enriquecer su educación a través de la movilidad internacional. Pues hoy, sin hablar del pasado, ocurre raramente que, por ejemplo, en un cualquier pueblo cinco, seis chicos de diferentes países se encuentran así simplemente en el aula para organizar una exposición o en un bar para tomar una cerveza; este es el resultado también de un proceso de inversión el la movilidad de los estudiantes por las instituciones políticas, académicas y privadas europeas.

Muchos de los estudiantes son de acuerdo en que lo que pasa cuando esta experiencia termina es que se va a tener la “Erasmus blues” (tristeza Erasmus), porque se sale desde esta particular situación y resulta más difícil acostumbrarse otra vez a vivir como antes de partir. Además, aunque termina el periodo de movilidad al extranjero, el estudiante siempre serás estudiante Erasmus, porque es algo que no se puede arrancar de el; esta expresión es muy común entre los ex-estudiantes de intercambio y deja pensar, porque un sentimiento como eso muestra como vamos logrando uno de los objetivos principales, un primer paso hacia la integración entre los jóvenes europeos. Aún si vamos mas allá del ámbito de la fiesta y del divertimiento, esta experiencia de vida permite una evolución en el pensamiento del estudiante y en su relacionarse a diferentes culturas, porque no olvidamos que el estudiante vive en una nueva cultura pero también a directo contacto con jóvenes de otros países. También por el aprendiz es una experiencia que, además, puede permitir de mantener contactos en el mundo del trabajo y, nunca se sabe, ofrecer nuevas posibilidades de trabajo.

Nosotros somos estudiantes Erasmus y creo que la mayoría de lo que han dicho las chicas y los chicos en las entrevistas sea la realidad; aunque tenemos muchas cosas que experimentar todavía, sobre esta experiencia podemos decir algo en primera persona, siendo nosotros también estudiantes en otra universidad: no hemos acabado todavía nuestra estancia aquí, pero, hasta ahora, hemos experimentado nuevas modalidades de trabajo y aprendizaje, hemos vivido en un ambiente intercultural y estimulante para reflexionar sobre la situación europea actual, el futuro de nuestras vidas, y, porque no, sobre las futuras posibilidades de llegar a una integración europea mas consolidada. Creemos que el proceso de integración carece todavía de mucho para llegar al nivel que se espera lograr, sin embargo las estadísticas hablan de un continuo crecimiento de el numero de estudiantes y universidades que apoyan los varios proyectos; poco a poco esperamos que estos programas pueden ayudar a conseguir esa “identidad europea”, la siguiente etapa de este grande proceso de construcción de una unidad europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada